A Cristo Sacramentado, por Juan Vázquez de Mella

Señor, tú que, por unir sin confusión lo finito y lo infinito en tu divina persona, eres el foco del amor y el centro de la unidad, enciéndenos en llamas de caridad tan ardientes que nos hagan amar por Ti hasta el odio de nuestros enemigos, y comunícanos un celo tan constante que nos lleve a atraer a nuestros hermanos separados para que vuelvan a tu Iglesia, y se abracen con nosotros al pie de tu altar, a fin de que juntos proclamemos tu Realeza Suprema.

¡Que ella impere sobre esta Sociedad que se desune, se enfría y decae en la medida en que te abandona!

¡Que tus brazos, extendidos por la misericordia, la estrechen sobre tu corazón, para que beba en él los raudales de una vida que no muere!

Amén.

Fuente

  • Vázquez de Mella, J. (1933). A Cristo Sacramentado. En Obras Completas del Excelentísimo Señor don Juan Vázquez de Mella y Fanjul. Volumen XXI (p. 219). Madrid: Junta del Homenaje a Mella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s